Fin.

Fin.

Estoy en casa, poco después de navidad. No sé con certeza completa si aprobaré el Bachillerato Internacional (aunque confío que sí lo haré) ni qué haré una vez lo haya finalizado. Aun así, ya puedo dar una cosa por terminada. Esta cincuenta y séptima entrada será la última en este blog, y con ella cerraré mi portafolio CAS (ya hace más de un mes que tuve otra entrevista con la coordinadora FP; sólo me falta presentar este blog para terminarlo completamente). Al largo de un año y medio ha cambiado muchísimo mi vida, no sólo por los debidos cambios que comporta vivir más de un curso escolar fuera de casa, sino también en parte gracias al Bachillerato Internacional y las CAS.

La Creatividad, Actividad y Servicio parecía algo insignificante, otra tarea más que comporta cursar el BI y no el bachillerato normal, de la misma manera que lo aparentan ser las evaluaciones internas y la monografía. No obstante, y especialmente gracias al segundo proyecto CAS, el cual me hizo sentir satisfecho por todo el trabajo hecho, ahora veo que su inclusión al Programa del Diploma no fue algo coincidental. Al contrario, creo que será un elemento clave en mi formación académico y como miembro futuro de la sociedad – y espero que haya sido así para todos mis compañeros.

Si has llegado hasta aquí, gracias por leer este blog.

Puedes volver atrás para leer sobre mi último proyecto CAS. Si quieres leer des del principio, puedes volver a la primera entrada. No puedes seguir adelante, pues ésta fue la última entrada, pero algún pensamiento más (no necesariamente relacionado con las CAS) en el blog de mi página web.

Quisiera acabar con una cita, que es también como acabé la primera entrada de este blog (es una figura literaria, creo), pero no sabría cuál poner. O sea que la última palabra será ésta.

Escrito porQuan van der Knokke

¡Hey! Soy un estudiante del Bachillerato Internacional en Cataluña. Escribo este blog como portfolio de las experiencias CAS.

No Comments

Post a Comment