Charity begins at home O bien: ayudando con el banco de alimentos

<span class="entry-title-primary">Charity begins at home</span> <span class="entry-subtitle">O bien: ayudando con el banco de alimentos</span>

Anualmente nuestro instituto organiza un banco de alimentos. Esto significa que durante unos días los alumnos pueden llevar alimentos (como arroz, leche, cereales o galletas y muchos más) al instituto. Todos los productos recogidos serán destinados a la gente y familias en necesidad, es decir, que es una gran obra benéfica.

IMG-20151202-WA0002

Hoy acabó el término de entrega de alimentos y alumnos de mi clase (en la foto yo soy el chico de pelo largo que sostiene la caja) ayudamos a clasificar todos los alimentos recogidos. Había muchos productos: arroz, cereales, pasta, legumes, conservas, mucha leche, aceite, galletas, chocolate en polvo y otros dulces, y seguro que me dejo alguna categoría más. Organizamos todas las categorías en una cajas de cartón distintas (o múltiples en algunos casos), y las precintamos y etiquetamos. Muchas manos hacen trabajo ligero, y pudimos hacerlo todo en menos de media hora.

IMG_20151202_132418

Durante la experiencia estuve pensando en que si todas las familias dieran algo para el banco de alimentos (porque hay muchas que no lo hacen), tendría aún más beneficios esta actividad. Pero de repente me di cuenta de que éste era un pensamiento hipócrita; al cabo y la fin, yo mismo no he dado nada para la recaudación. ¿Esto es malo? Es verdad que podría haber llevado algo, pero como no estoy en casa durante la semana, también habría resultado difícil hacerlo. Da a pensar, esto sí.

Me ha gustado mucho colaborar un poco en esta actividad; no por saltarme media hora de clase, sino porque da una buena sensación colaborar en un acto benéfico como éste.

Si quieres leer sobre la última actividad de biblioteca, haz clic aquí. Si quieres leer sobre la entrevista con la coordinadora de las experiencias CAS, haz clic aquí.

Cita

Charity begins at home, is the voice of the world.

〜 Sir Thomas Browne, Religio Medici (1642), ii. 4

 

Escrito porQuan van der Knokke

¡Hey! Soy un estudiante del Bachillerato Internacional en Cataluña. Escribo este blog como portfolio de las experiencias CAS.

No Comments

Post a Comment